Buscar

¿Codo de tenista? Pero si no sé coger una raqueta...

Más comúnmente conocida como “epicondilitis” o “codo de tenista”, es una de las afecciones más frecuentes y problemáticas del codo. Se trata de un síndrome doloroso que asienta en la región condílea (cara posterolateral del codo), como consecuencia de una irritación de origen mecánico, por sobrecarga de la musculatura que se inserta en esta zona.


La aparición del dolor puede ser progresiva o espontánea y puede limitar el movimiento normal de la articulación del codo y como consecuencia, nuestra actividad diaria. Este dolor puede irradiarse a lo largo de la cara externa del antebrazo.


El origen puede residir en diferentes causas:

  • Repetición del mismo gesto en un ámbito deportivo o profesional: tenistas, jugador@s de baloncesto, carpinter@s, peluquer@s...

  • Traumatismo directo sobre el epicóndilo, caída sobre el codo o golpe contra un objeto.

  • Patología local, como afecciones por sobrecarga mecánica del sistema de contención de la cabeza del radio o degeneración articular.



Es muy importante realizar un buen diagnóstico diferencial, ayudándonos por ejemplo de pruebas radiológicas, para poder localizar la causa que genera la patología y así poder adaptar nuestro tratamiento a las necesidades concretas de cada caso. En ocasiones puede ser necesario un tratamiento médico conservador y en los casos más severos puede ser susceptible de cirugía.


La evolución suele ser positiva a medio plazo. Por tanto, es importante que, ante cualquier molestia anormal en la zona descrita, de modo preventivo, intentemos atajarlo cuanto antes. La prevención en esta y el resto de disfunciones que puedan aparecer en nuestro cuerpo es la clave del éxito para mantener nuestra salud intacta.


28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo